Posibles Causas

1. Puede ser que los tintes de las prendas sean inestables.
En ese caso, tras sucesivos lavados la prenda irá perdiendo color.

2. Selección de una temperatura del agua demasiado caliente.

3. Otra causa puede ser un uso inapropiado de la lejía con cloro.
Para las prendas de color es recomendable un quitamanchas multiusos para la ropa de color, como Neutrex Oxy5.
Su formula te permite utilizarlo a diario, sin comerse los colores.

4. Un secado inadecuado de la prenda también puede ser el origen:
la exposición prolongada al sol puede deteriorar seriamente la ropa.