Micolor

 
De la A-Z cuidado de ropa: D de Denim
Breve recopilatorio de trucos para el cuidado de vaqueros. Micolor te ayuda a mantener el color y la textura de tus vaqueros favoritos durante más tiempo.
 
 
 
¿Tienes unos vaqueros favoritos? Entonces, serás consciente de una preocupación muy común entre la población. Los vaqueros no duran eternamente y un día tienes que remplazarlos. La dificultad de encontrar unos vaqueros que te queden perfectos es razón suficiente para cuidar al máximo los que tienes. Sigue leyendo y descubre qué hace tan especial a este tejido, sus trucos de lavado y cuál es la mejor manera de cuidarlo.
 

Vaqueros - De la fiebre del oro al patrón de oro

Los vaqueros son el básico de moda por excelencia. Su historia los hace icónicos y versátiles a la vez. Lo que nosotros llamamos hoy en día “vaquero clásico” fue diseñado para los mineros de oro del siglo XIX en California. La tela de algodón duradera, el tono neutro, el corte cómodo y la construcción resistente de los jeans azules los hicieron perfectos para la vida en el salvaje oeste. Sin embargo, su carrera como prenda esencial de moda cogió fuerza a mediados del siglo XX.


Tras la Segunda Guerra Mundial, todo el mundo, desde las estrellas de rock hasta los fanáticos de Hollywood y los pin ups, vestían esta prenda, lo cual era equivalente a lo “cool” del momento. A la vez, estadounidenses y rebeldes, se sumaron al léxico de la moda, donde han tenido un lugar permanente hasta el día de hoy.

Hoy en día, los vaqueros no son solo una parte esencial de cada armario. Los vaqueros se han convertido en prendas de culto para los aficionados al denim. Estos expertos y coleccionistas escriben letras sobre vaqueros rudos y curtidos e intercambian trucos sobre cómo evitar lavarlos.

Gracias a Micolor Oscuros Intensos no hace falta llegar a esos extremos para mantener tus vaqueros como nuevos durante más tiempo, simplemente, ajustando tu colada al tipo de tela y color de tus vaqueros favoritos conseguirás que estos duren mucho más.
Lava correctamente tus vaqueros favoritos y serás capaz de vestirlos por mas tiempo.

Cómo lavar los clásicos vaqueros azules y de otros colores

Es cierto que los vaqueros clásicos siguen siendo de algodón teñido con tinte (sintético) azul índigo, pero hoy en día, el tejido vaquero lo encontramos en diferentes formas y tamaños.

No los laves
La típica norma de no lavar los vaqueros suena poco atractiva para la mayoría de la gente. La buena noticia es que esta norma solo se aplica para vaqueros puros, y no para la mayoría de los que se venden actualmente y que son prelavados y desgastados. Aunque hayas comprado unos vaqueros puros, solo tienes que esperar lo máximo posible para lavarlos por primera vez. Durante las primeras semanas y meses deformarás su forma, pero tras cada lavado volverán a adaptarse y tras un tiempo, podrás lavarlo las veces que quieras sin tener que esperar.

Reduce la fricción
Cuando laves tus vaqueros en la lavadora, dales la vuelta y mételos dentro de una bolsa de lavar, de esta forma reducirás la fricción que se produce entre la tela y la pared del tambor. Puede parecer extraño lavar unos vaqueros desgastados y sucios en una bolsa que habitualmente se usa para las prendas delicadas, pero de esta forma mantiene el tejido a salvo del desgaste de los metales de los cinturones, cremalleras y botones.

Separa tus coladas
Los vaqueros teñidos tienden a estropear el resto de la colada, por ello intenta lavarlos únicamente con prendas similares o de colores oscuros.

Evita el desgaste
El efecto desgastado es parte del encanto de un buen par de vaqueros, pero no queremos que estos pierdan todo su color original. Micolor Oscuros Intensos no solo ayuda a que se mantenga, sino también a que recupere su tono original. Las fibras malgastadas son cuidadosamente alisadas en cada lavado para que el azul pálido- o cualquier otro tono- brille otra vez. Usa Micolor Oscuros Intensos para las prendas de color negro o vaqueros oscuros y Micolor Oscuros Intensos para el resto de los colores.

Secado
En ningún caso debes secar tus vaqueros en la secadora. El calor y la fricción no solo estropearán y romperán las fibras vaqueras, sino también las encogerán. ¿Ya sabes lo difícil que es normalmente ponerse unos vaqueros recién lavados no? Pues secarlos en la secadora lo hará más difícil.
 

 

Larga vida a tus vaqueros

Una de las razones por las que nos encantan los vaqueros es porque cuando tienen una rozadura en los bajos, se ven igual de bien que el día que los compraste nuevos en la tienda. Las rozaduras, roturas y marcas simplemente añaden personalidad a la prenda, por lo tanto, cuida de ellos tanto como puedas, pero también acepta sus signos de uso y muéstralos orgullosamente.

Los verdaderos vaqueros azules son un sello indispensable en cualquier armario. Haz que los tuyos duren más, dándoles el amor y cuidado que estos clásicos se merecen.